Juan Cuenca Montilla

Doctor arquitecto por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid.

Ha sido Presidente del Colegio de Arquitectos de Córdoba, miembro de la Comisión Andaluza del Patrimonio Monumental de Andalucía y merecedor de la Medalla de Andalucía y la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, entre otras distinciones.

Ha ocupado el cargo de Gerente del Centro de Estudios y Servicios (CEYS) del Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental, miembro de la Comisión Provincial de Urbanismo de Córdoba, Codirecctor del Plan General de Ordenación Urbana de Córdoba y componente del Equipo Director del Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla.

Ha urbanizado el entorno de Plaza de Armas en Sevilla, diseñado el Parque de Miraflores de Córdoba; restaurado y adaptado el Molino de la Alegría en el río Guadalquivir para el Museo Paleobotánico; ordenado el recinto del Castillo y restaurado el Alhorí de Montilla, en Córdoba; restaurado el Molino de San Antonio junto al Puente Romano de Córdoba y construido la Estación de Autobuses de Plaza de Armas de Sevilla.

Ha obtenido el primer premio de los concursos para la “Adecuación de La Plaza de La Corredera. Córdoba”; “Ordenación y urbanización de las márgenes del Río Lucena”, Córdoba (en equipo) y “Proyecto de actuaciones en Puente Romano y entornos de la Puerta del Puente y de la Calahorra, Córdoba”.

Ha recibido en dos ocasiones el primer Premio y un accésit del Premio de Arquitectura Félix Hernández, así como el Premio de Diseño del Colegio de Arquitectos de Andalucía Occidental y el Premio Europa Nostra.

“Recuperación del puente romano y márgenes del Guadalquivir en Córdoba”
Se trata de exponer unas breves reflexiones sobre las características hidráulicas y naturales del río Guadalquivir en el tramo que bordea la ciudad histórica de Córdoba. También la relación entre el cauce y la conformación en el tiempo de ambas márgenes, tanto en lo relativo a las defensas frente a las riadas, como a la urbanización de las áreas ribereñas y los elementos arquitectónicos históricos del cauce. A este respecto, nos detendremos en exponer sucintamente los proyectos desarrollados por nosotros: el Parque de Miraflores y el Puente Romano y sus entornos en ambas márgenes.

La ponencia concluye con una propuesta tentativa y muy genérica para controlar la proliferación de vegetación dentro del cauce en los últimos tiempos. Se persigue con ello recuperar el equilibrio entre naturaleza y patrimonio arquitectónico y así restablecer el paisaje urbano progresivamente perdido o distorsionado.